Publicado: 14 de Diciembre de 2015

La autorización de residencia de larga duración es uno de los permisos de residencia más importante en la vida de los extranjeros que residen en España, puesto que es el único, sin tener la nacionalidad española, que se igualan en derecho y obligaciones con los españoles, y ya no dependerán la concesión de su renovación al hecho de trabajar o no.

Por ello, se ha de vigilar en tramitar adecuadamente dicho permiso, pero con los nuevos cambios legislativos han dificultado la tramitación de dicho permiso dando alternativas de una renovación excepcional, para el caso que fuera denegada la autorización de residencia de larga duración.

Los aspectos más fundamentales son dos:

1)      Tener la residencia continuada de cinco años.

La continuidad de la residencia, no quedará afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro de los cinco años, salvo que las correspondientes salidas se hubieran efectuado de manera irregular.

En caso de ausencias por motivos laborales, la continuación de la residencia no quedará afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de un año dentro de los cinco años requeridos.

2)      NO tener antecedentes penales, porque la Subdelegación de Gobierno de Barcelona, ha cogido el criterio que si se tiene antecedentes penales no concede la larga duración, y se opta por la tercera renovación especial.

Dicho criterio administrativo no es el correcto pero de momento es el que existe a espera que los Juzgados contenciosos administrativos digan lo contrario.

Este es el supuesto más utilizado pero también se puede optar por la residencia de larga duración, cuando se acrediten que se encuentran en cualquiera de los siguientes supuestos:

  • a) Residentes que sean beneficiarios de una pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social.
  • b) Residentes que sean beneficiarios de una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez, en su modalidad contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social o de prestaciones análogas a las anteriores obtenidas en España y consistentes en una renta vitalicia, no capitalizable, suficiente para su sostenimiento.
  • c) Residentes que hayan nacido en España y, al llegar a la mayoría de edad, hayan residido en España de forma legal y continuada durante, al menos, los tres años consecutivos inmediatamente anteriores a la solicitud.
  • d) Extranjeros que hayan sido españoles de origen y hayan perdido la nacionalidad española.
  • e) Residentes que al llegar a la mayoría de edad hayan estado bajo la tutela de una entidad pública española durante los cinco años inmediatamente anteriores de forma consecutiva.
  • f) Apátridas, refugiados o beneficiarios de protección subsidiaria que se encuentren en territorio español y a quienes se les haya reconocido el respectivo estatuto en España.
  • g) Extranjeros que hayan contribuido de forma notoria al progreso económico, científico o cultural de España, o a la proyección de España en el exterior. En estos supuestos, corresponderá al titular del Ministerio de Trabajo e Inmigración la concesión de la autorización de residencia de larga duración, previo informe del titular del Ministerio del Interior.

En Barcelona, hay que solicitar cita previa a través de la www.mpt.es , y llevar los requisitos solicitados con el pago de la Tasa 790 por importa de 20,60 euros.

Recuerda que SANTOS & SARDA ABOGADOS, le puede ayudar a gestionar su autorización de residencia de larga duración.

Avda. Paralelo núm. 134, entlo 2ª

08015 Barcelona (Metro L3 Poble Sec)

                                                      Telf: 93.424.44.57 / 680.13.59.13