El proceso de modificación de medidas definitivas, permite iniciar un procedimiento extrajudicial y/o judicial para modificar las estipulaciones de la sentencia firme de divorcio. Se puede cambiar todo los pactos excepto los que ya se hayan consumado como la liquidación de régimen económico, pero sí que se pueden cambiar las estipulaciones, respecto a los hijos (cambio de guarda y custodia, guarda y custodia compartida, pensión alimentos,  régimen de visitas), uso y disfrute del domicilio conyugal (observar de nuevo el interés más digno de protección), extinción o mantenimiento de la pensión compensatoria, etc.

En dichos procedimientos básicamente se tiene que acreditar que las causas que originaron, la primera sentencia de divorcio o la anterior sentencia de modificación, han variado considerablemente, de forma permanente, o simplemente se debe de actualizar la sentencia según las variaciones que ha tenido la Ley en los años anteriores (entre una sentencia y el nuevo procedimiento). (por ejemplo: en Cataluña con el nuevo Plan de Parentalidad).

La demanda de modificación de medidas se tiene que presentar, si las partes residen en los mismos partidos judiciales, en el mismo partido judicial que resolvió sobre la anterior sentencia, nombrando el procedimiento anterior, para que el procedimiento de medidas definitivas lo gestione el mismo Juzgado de Primera Instancia. Si hubiera un cambio en los partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del último domicilio del matrimonio o el de residencia del demandado.


Publicado: 14 de Diciembre de 2015